lunes, 6 de mayo de 2019

Una reflexión personal. PUNTOS DE VISTAS


No hay nada más cierto…creo…



Este post es una reflexión personal que espero que te ayude y te resulte interesante.
Algo que no llevo muy bien son las personas que se quejan continuamente de todo lo que les pasa sin poner ninguna solución. En la mayoría de las ocasiones sí que existe la posibilidad de hacer algo al respecto, pero el ser humano tiende a centrarse en los problemas y a regodearse en ellos en lugar de buscar las soluciones.

Si ahora mismo te pregunto cómo consideras qué es tu vida, ¿qué me responderías? Sería algo positivo o más bien lo contrario. Pues bien, algo cierto es que todos podemos tener una vida malísima o una vida buena en función de dónde pongamos el foco. Y de verdad, yo no vivo en el mundo de “todo es felicidad”, para nada, me gusta ser objetiva. Sin embargo, no por ello debemos dejar de lado la parte optimista.
Os voy a contar mi vida desde dos puntos de vista, primero desde un punto de vista negativo que yo lo llamo “negro”. Y por otro lado desde un punto de vista positivo.

Desde un punto de vista negativo: operada de espalda 3 veces, algunas cosas tanto en lo profesional como en lo personal no las puedo hacer por temas de salud, tomo pastillas casi todos los días, trabajo más de 12 horas diarias y apenas puedo permitirme más de dos días seguidos de vacaciones, sí, no me obligan, trabajo para mí, pero estoy agotada, hay meses muy buenos y otros que son para llorar….

Desde un punto de vista positivo: estoy feliz porque a pesar de todas las operaciones de espalda tengo una buena calidad de vida, puedo hacer casi todo lo que quiero y he logrado mi sueño, vivir de mi trabajo, ser mi propia jefa. Trabajo muchas horas, pero soy yo la que lo he decidido y puedo organizarme como mejor me conviene…

Como ves, es la misma persona la que habla, y sí, hablo de la misma vida, el tema es que, en la primera parte focalizamos en lo negativo y en la segunda en lo positivo. Nada es blanco o negro, siempre hay matices, pero si nos centramos en lo negativo que tenemos, que recuerda, TODOS tenemos, ello nos impedirá ser felices y disfrutar de todo lo bueno que tenemos, porque siempre hay algo bueno, por poco que sea. Cuando hay un problema, si hay que llorar se llora, y os lo dice alguien que llora muchísimo. Sin embargo, una vez que echamos todo fuera, toca recomponerse y pensar… “ok, ¿ahora qué hacemos? ¿cómo lo solucionamos?

 A mí esto me ha hecho ser mucho más feliz y por ello lo comparto con vosotros. Si piensas como yo, has comprobado que ya alguien más está contigo. Y si piensas diferente, permíteme pedirte que le dediques dos minutos de reflexión, pues quizás te ayude a cambiar de parecer y ello a su vez, te ayude a ser un poquito más feliz.




Y este post lo tengo que cerrar con esta preciosa frase de Willie Nelson:

“Cuando reemplaces los pensamientos negativos con los positivos, empezarás a tener resultados positivos.”




También en: http://www.jobshunters.es/noticias/tribuna/

Cristina González Manzano
Coach Certificada. Formación & Headhunting

www.forselecting.com