miércoles, 1 de agosto de 2018

Mi MOMENTO...

Me lo merezco…


Llegó el verano… ¡las vacaciones! otro año más. Y no sé tú, pero a mí me da la sensación de que pasó todo rapidísimo. Nuestras vidas son una vorágine, lo que en muchas ocasiones no nos permite disfrutar de todo lo bueno que nos pasa. Por ello, este momento del año al que estamos llegando es una gran ocasión para recapitular todo lo que hemos hecho desde el pasado septiembre y por qué no, planificar todo lo que haremos a la vuelta de estas tan ansiadas vacaciones.

Comentar que siempre hablo de septiembre, pero por supuesto, hay muchas personas que leen este blog y sus vacaciones son en octubre, noviembre, enero, etc. A ellas va también dirigido este post, ya que cuando tenemos unos días de descanso, sea cuando sea, es un buen momento para recapitular lo que hicimos y planificar lo que queremos que suceda.


Para ello, te sugiero hacer un breve ejercicio muy simple para estas vacaciones. Lo puedes hacer en tu móvil, en una libreta, donde prefieras, los medios en este caso no importan, lo importante es el fin.


1. Tómate un tiempo para ti sol@, unas horas que te permitan disfrutar de aquello que no has podido hacer durante el resto del año, y, un día que te apetezca, dentro de ese tiempo para tu disfrute, solo tuyo, de nadie de más, te recomiendo hacer un pequeño listado (o no tan pequeño) de todo lo que has logrado desde las vacaciones pasadas. Puede ser desde superar problemas con compañeros, pasando por haber logrado sacar un proyecto adelante, haber conseguido montar en globo, habernos comprado un coche, etc. Cualquier cosa que a nivel laboral o profesional nos haya hecho sentir orgullosos y felices de haberlo logrado. Se trata de tomar conciencia de todo lo que hemos hecho a lo largo de los meses y que no siempre somos capaces de ver debido a la “locura” de nuestro día a día.


2. Y por otro lado, ¿qué te parece hacer una planificación de lo que queremos lograr/conseguir de aquí a las próximas vacaciones? Puede ser una forma de no perder de vista nuestros objetivos y focalizar en lo que realmente queremos conseguir. Sin duda, las metas pueden ir variando a lo largo del año. Sin embargo, ya tenemos la base sobre la que empezar a poner todos nuestros esfuerzos. Recuerda, todo es válido, desde anotar: “conocer a alguien especial, cambiar de trabajo o conseguir un ascenso”, cualquier objetivo, meta o logro, como lo prefiramos llamar, es válido.


¿Te animas a hacerlo? Es un trabajo fácil que te ayudará a darte cuenta de todo lo que has hecho y a comenzar decidir cuáles van a ser tus objetivos para este nuevo “curso” que comienza en breve.


¡Te deseo un muy feliz descanso! Y estés sol@ o acompañad@... ¡a disfrutarlo al máximo!



Y como en vacaciones mucha gente viaja, me he animado a dejar esta curiosa y valiosa frase de Samuel Johnson:

 “Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán.”





Cristina González Manzano
Consultora de RRHH. Coach Certificada.


www.forselecting.com