miércoles, 17 de julio de 2019

Todo llega y todo pasa, por ello, ¡PREPÁRATE!


Las vacaciones, un tiempo maravilloso para prepararnos...


Un verano más que ya llegó, ¿no os parece increíble? Qué rápido pasa el tiempo y muchísimas veces ni nos paramos a disfrutar de lo que estamos haciendo porque siempre tenemos la cabeza en mañana, pasado o incluso en el mes que viene.

Quizá puede ser un buen propósito para la vuelta de vacaciones, disfrutar más de las pequeñas cosas del día a día y para ello es importantísimo pasarlo bien en el trabajo. Es algo que hacemos diariamente y si no nos gusta, podemos llegar a frustrarnos. Bien es cierto que, si es la opción que tenemos ahora mismo, es decir, estar en ese empleo, adelante, por supuesto. No obstante, debemos de poner el foco en nuestro objetivo final y si lo que queremos es cambiar de puesto de trabajo debemos de encontrar el tiempo para realizar la búsqueda.

Algo que me pone bastante nerviosa es ver como algunas personas se quejan de que no les gusta lo que están haciendo ahora mismo, pero no buscan soluciones, se mantienen en la queja constante sin pensar más allá. Casi todos los problemas tienen alguna solución y sino, alguna alternativa, por ello, pensemos en ellas y pongámonos manos a la obra. Está claro que nadie nos regalará nada, ni un trabajo nuevo nos llegará por arte de magia ni conseguiremos ningún objetivo sin esfuerzo y dedicación. Por esto, es importante establecerse planes de acción que nos ayuden a lograr nuestras metas. Si esto lo hacemos, más tarde o más temprano lo conseguiremos, sin duda alguna.

Entonces, ¿cuál es tu objetivo para la vuelta de vacaciones? Sea cual sea, establécete un plan de acción. Te pongo un ejemplo sobre el objetivo de asistir a clases de inglés. Tú luego lo puedes adaptar a la búsqueda de empleo o cualquier otro.




Una vez tengas tu plan de acción, es importante que lo revises semanalmente por si hubiera que hacer algún cambio o ajuste. El éxito en el logro de cualquier objetivo también está en el seguimiento que se realiza de las acciones establecidas.

Que tengas un estupendo verano y… ¡a por tu objetivo! En septiembre volvemos con nuevos e interesantes posts.


Y este post lo cerramos con una pequeña frase propia que me encanta…

¡Disfruta, desconecta y vive! porque la vida es un conjunto de experiencias y todas ellas suman.








También en: http://www.jobshunters.es/noticias/tribuna/

Cristina González Manzano
Directora Gestión del Talento
Consultora RRHH. Coach Certificada. SCRUM Master

www.thegoodjob.es

miércoles, 5 de junio de 2019

AVERIGUA si realmente estás PREPARADO para trabajar como FREELANCE


Si te identificas con lo que aquí se cuenta, vas por buen camino…


Son muchos los aprendizajes que sigo recogiendo y que me gusta compartir. Bien por si tú eres uno o una de esas aventureras que ha decidido lanzarse en el mundo del emprendimiento o porque estás decidiendo qué camino tomar.

Nada es de color de rosa, yo siempre soy muy transparente y trato de contar tanto lo positivo como lo que no lo es tanto para que cada uno, según sea, tome sus propias decisiones.

Desde luego, yo soy muy feliz ahora, todo el que me conoce lo sabe, solo que es cierto que tienes que estar hecho de una madera sino especial, un poco diferente, para disfrutar lo bueno que tiene trabajar como freelance, pero también saber sobrellevar lo que no lo es tanto.


Aptitudes y actitudes clave que, bajo mi experiencia y punto de vista, debe tener todo trabajador por cuenta propia:


Disciplina: hay días que puedes pensar que no tienes nada que hacer, “es mentira”, eres autónomo, tienes que buscar proyectos y colaboraciones constantemente. Hay que establecerse una rutina de trabajo y dedicarle mínimo 8 horas diarias para que nuestro objetivo salga adelante. 

Rapidez y agilidad: el tiempo es oro y por ello, es clave trabajar con alta calidad, pero también con rapidez y agilidad, lo que nos facilitará participar en varios proyectos al mismo tiempo.

Constancia y perseverancia: esta quizás es de las más obvias y ya dichas en muchas ocasiones. Si no sale a la primera, saldrá a la décima. Hay que levantarse día tras día y seguir contactando, visitando, llamando o escribiendo a clientes, nada está de más.

Optimismo: como hay días a los que yo llamo “negros”, es fundamental ser siempre optimista y por supuesto realista. Hay cosas con las que nos podemos obcecar y sin embargo, no salir adelante. Bien, no pasa nada, nos quedamos con el aprendizaje y seguimos trabajando para buscar nuevas oportunidades, porque segurísimo que nos están esperando.

Querer ser el mejor: algo que siempre digo es que si quieres ser fontanero es estupendo, solo trata de ser el mejor fontanero del mundo. Pues bien, en esto es lo mismo, si eres, por ejemplo, consultor de RRHH como es mi caso, trata de ser el mejor, bien sea por tu forma de hacer las cosas, de tratar a los clientes, de presentar los proyectos o de todas estas cosas juntas. Que se te reconozca por hacer bien tu trabajo y es cierto que esto lleva tiempo, tiempo para darte a conocer en el mercado, en el sector al que pertenezcas. Ahora hablamos de esto.

Paciencia: ligado con lo anterior y es que “Zamora no se conquistó en una hora”. Date tiempo para que te conozcan en tu sector y esto puede llevarte años, lo que no significa que hasta que no pasen varios años no te vayan a ir bien las cosas, por supuesto que no, pero sí es cierto que cuanto más te conozcan, más te va a sonar el teléfono y en más proyectos participarás.

Pasión: y esta palabra que se dice mucho en el mundo del emprendimiento a mí me gusta siempre matizarla. Cuando tienes pasión por algo eres consciente que vas a sacrificar otras cosas por lo que dices que es tu pasión, que vas a dedicarle muchísimas horas aún siendo consciente de que puede o no salir adelante eso por lo que estas luchando, porque tienes tanta pasión por tu proyecto, por tu objetivo, por tu trabajo, que sabes que hay cosas que tendrás que renunciar por ello y además no te importa. Este es el tipo de pasión que tienes que tener, al menos por mi experiencia.

Sacrificio: ligada a la anterior. Porque va a haber cosas a las que tengas que renunciar por lograr tu sueño de trabajar por cuenta propia y debes estar concienciado y preparado para ello.



¿Te reconoces en las aptitudes que hemos comentado? Si la respuesta es afirmativa, vas bien con tu idea de ser emprendedor, si no, te sugeriría que continuaras valorando tu decisión.



Te dejos otros posts que he escrito sobre trabajar por cuenta propia por si te apetece leerlos y te dan un poco más de luz:

POR SI TE LANZAS, TE ORIENTO  https://bit.ly/2WawMEL
SI YA TE HAS LANZADO O ESTÁS EN ELLO https://bit.ly/2wsB4Ig
ARRIESGASR ES GANAR  https://bit.ly/2EI6miJ
LO QUE NO SE CUENTA CUANDO ERES EMPRENDEDOR  https://bit.ly/2KdpQ2q



Y para terminar, recuerda, hay pensamientos negativos que se van a pasar por tu cabeza, indudablemente, solo que lo más importante es tener claro que en algún momento van a inundarte y tú serás el responsable de mantenerlos a raya.



Este post tiene que finalizar con la frase que me ha guiado desde el primer momento en este camino del emprendimiento y que aún hoy lo sigue haciendo:

“Si has construido castillos en el aire, tu trabajo no se pierde; ahora coloca las bases debajo de ellos“
George Bernard Shaw



Cristina González Manzano
Consultora de RRHH. Coach Certificada.

www.forselecting.com




lunes, 6 de mayo de 2019

Una reflexión personal. PUNTOS DE VISTAS


No hay nada más cierto…creo…



Este post es una reflexión personal que espero que te ayude y te resulte interesante.
Algo que no llevo muy bien son las personas que se quejan continuamente de todo lo que les pasa sin poner ninguna solución. En la mayoría de las ocasiones sí que existe la posibilidad de hacer algo al respecto, pero el ser humano tiende a centrarse en los problemas y a regodearse en ellos en lugar de buscar las soluciones.

Si ahora mismo te pregunto cómo consideras qué es tu vida, ¿qué me responderías? Sería algo positivo o más bien lo contrario. Pues bien, algo cierto es que todos podemos tener una vida malísima o una vida buena en función de dónde pongamos el foco. Y de verdad, yo no vivo en el mundo de “todo es felicidad”, para nada, me gusta ser objetiva. Sin embargo, no por ello debemos dejar de lado la parte optimista.
Os voy a contar mi vida desde dos puntos de vista, primero desde un punto de vista negativo que yo lo llamo “negro”. Y por otro lado desde un punto de vista positivo.

Desde un punto de vista negativo: operada de espalda 3 veces, algunas cosas tanto en lo profesional como en lo personal no las puedo hacer por temas de salud, tomo pastillas casi todos los días, trabajo más de 12 horas diarias y apenas puedo permitirme más de dos días seguidos de vacaciones, sí, no me obligan, trabajo para mí, pero estoy agotada, hay meses muy buenos y otros que son para llorar….

Desde un punto de vista positivo: estoy feliz porque a pesar de todas las operaciones de espalda tengo una buena calidad de vida, puedo hacer casi todo lo que quiero y he logrado mi sueño, vivir de mi trabajo, ser mi propia jefa. Trabajo muchas horas, pero soy yo la que lo he decidido y puedo organizarme como mejor me conviene…

Como ves, es la misma persona la que habla, y sí, hablo de la misma vida, el tema es que, en la primera parte focalizamos en lo negativo y en la segunda en lo positivo. Nada es blanco o negro, siempre hay matices, pero si nos centramos en lo negativo que tenemos, que recuerda, TODOS tenemos, ello nos impedirá ser felices y disfrutar de todo lo bueno que tenemos, porque siempre hay algo bueno, por poco que sea. Cuando hay un problema, si hay que llorar se llora, y os lo dice alguien que llora muchísimo. Sin embargo, una vez que echamos todo fuera, toca recomponerse y pensar… “ok, ¿ahora qué hacemos? ¿cómo lo solucionamos?

 A mí esto me ha hecho ser mucho más feliz y por ello lo comparto con vosotros. Si piensas como yo, has comprobado que ya alguien más está contigo. Y si piensas diferente, permíteme pedirte que le dediques dos minutos de reflexión, pues quizás te ayude a cambiar de parecer y ello a su vez, te ayude a ser un poquito más feliz.




Y este post lo tengo que cerrar con esta preciosa frase de Willie Nelson:

“Cuando reemplaces los pensamientos negativos con los positivos, empezarás a tener resultados positivos.”




También en: http://www.jobshunters.es/noticias/tribuna/

Cristina González Manzano
Coach Certificada. Formación & Headhunting

www.forselecting.com


martes, 2 de abril de 2019

¿Por qué no soy seleccionado en los procesos de selección?


¡Descúbrelo!


Muchas veces una entrevista no se supera, no por conocimientos técnicos, sino por las competencias, habilidades que demuestra un candidato y que se requieren para cada puesto.

Tengo consultas todas las semanas sobre: “¿por qué no pasé la entrevista?” “sé hacer todo lo que piden ¿por qué no me cogen?” “¿qué falla en mí para que no me cojan?” “he hecho 6 entrevistas y no me han llamado ¿qué puede estar pasando?, etc.

Hay muchas personas que creen que se debe a la parte técnica, que hay algo que requieren para desempeñar ese puesto de trabajo y que desconocen. Y bueno, esto posible siempre y cuando les hayan preguntado por temas concretos y técnicos del puesto y hayan sentido que sus respuestas podían cojear. Sin embargo, esto suele suceder en la minoría de casos a excepción del requisito de saber un idioma, normalmente inglés. Por regla general, y recalco esto, por regla general, las personas tendemos a poner un nivel mayor al que realmente tenemos, de ahí que en ocasiones en las entrevistas haya sorpresas. Y lo comento con gran conocimiento de causa. Por esto, algo que ya he comentado en algún otro post, es importante la sinceridad, que no sincericidio ¡recuerda!, ya que si no podemos vernos en apuros en algún momento.

Quitando esto, ¿cuáles pueden ser los motivos por los que nos descarten?


Pues bien, algo a tener muy en cuenta cuando asistimos a una entrevista y que afecta directamente con ser descartados y conocemos la oferta, es:

- Cuáles son los valores de la compañía. Si, por ejemplo, uno de los valores de la empresa es la innovación y nosotros nos consideramos personas poco innovadoras, es posible que cuando nos hagan preguntas para determinar si somos o no innovadores, se descubra que no lo somos tanto. Importante, esto no es bueno ni malo, simplemente se observa si nuestra “forma de ser” puede, o no, encajar con esta compañía.

- Cuáles son las habilidades personales requeridas para el puesto. Supongamos que están buscando un Ingeniero informático que tenga capacidad analítica, orientación al detalle y tenga capacidad de comunicación e influencia. Es común que un Ingeniero Informático tenga una capacidad analítica muy desarrollada y también su orientación al detalle, ya que tiene que estar siempre pendiente de que todo cuadre. Sin embargo, es posible también que su capacidad de comunicación e influencia no esté tan desarrollada como la empresa pida ya que estos perfiles no siempre se ven en la necesidad de desarrollar estas otras habilidades. Pueden ser muchos los motivos por lo que una empresa puede requerir esta habilidad en un perfil como este, por ejemplo, porque quiera que crezca en la compañía y llegue a tener equipo a cargo. Para lo que se requiere tener buena capacidad de comunicación e influencia. Cierto es que la empresa tendría que tener un plan de desarrollo para que la persona llegue a donde se le pide, pero la base tiene que estar y en muchos casos esa base es demasiado baja para lo que se requiere. Y esto no quiere decir que la persona no sea un gran profesional o que no vaya a encontrar un empleo, simplemente significa que será otra empresa la que le seleccione porque para esta se requieren una serie de habilidades que el candidato, por ahora, no tiene desarrolladas.


Importante, hay ciertas habilidades personales que prácticamente son buscadas por la mayoría de las empresas, y son:

- Proactividad e iniciativa; piden que las personas se involucren, tengas ideas y las pongan en marcha.

- Autonomía; nadie tiene que estar detrás nuestra diciéndonos en todo momento lo que tenemos que hacer. Una vez tengamos las pautas claras, funcionamos solos.

- Trabajo en equipo; clave a la hora de trabajar en cualquier organización.

- Capacidad de comunicación; algo fundamental es saber trasmitir y hacerlo de una manera correcta y que “transmita”.

- Flexibilidad y adaptación al cambio; toda empresa está en continuo cambio y por eso hay que ser flexible y adaptarnos con facilidad.

Y cada vez más nos piden personas positivas y optimistas. En las empresas se presentan dificultades diarias, y qué mejor que mirar el lado positivo de las cosas, buscar soluciones y pensar que todo saldrá bien.

Mi recomendación es que, si consideras que no tienes un buen nivel de estas habilidades, las trabajes para desarrollarlas. Puedes hacer cursos, hacer un proceso de coaching, leer libros y poner sus recomendaciones en práctica, etc. Hay muchas opciones para mejorar, solo tienes que ponerte a ello.


Y estarás pensando, pero si en muchos casos no sabemos nada de la oferta. Y sí, os comprendo, entonces, ¿qué hacemos? Pues ser nosotros mismos y demostrar que somos quiénes hemos dicho en el curriculum. Hay personas que ponen cosas como “soy una persona con gran capacidad de liderazgo, orientada a resultados y empática”. En cambio, en la entrevista se observa o lo contrario o que si tiene estas habilidades las posee en un nivel muy bajo. Por todo esto, refleja en tu candidatura quién eres y si te llaman para una entrevista, solo tendrás que ser y ofrecer la mejor versión de ti mismo.


Recuerda: que no seas seleccionado no significa que seas un mal profesional o que “no valgas para trabajar” como me dicen muchas personas. Lo más seguro es que la empresa esté buscando a un profesional diferente a ti, con otras habilidades que no tienen por qué ser mejores ni peores, simplemente son otras.



Como conclusión, qué mejor frase que ésta de Martin Luther King Jr.:

“Da tu primer paso ahora, no es necesario que veas el camino completo. Sólo da tu primer paso. El resto irá apareciendo a medida que camines”




Cristina González Manzano
Consultora de RRHH. Coach Certificada.

www.forselecting.com



lunes, 4 de marzo de 2019

OFERTAS en TWITTER… ¡Localízalas!


Otra interesante red



Twitter es una herramienta a la que no se le da demasiada importancia a la hora de buscar empleo. Ciertamente para mí, y para muchos, la mejor red social para ello es LinkedIn, pero por ello no debemos de obviar otras, como es Twitter. Para aquellos que aún no hayáis entrado en ella, os dejo el link de una guía que os puede ayudar.



En esta red, son muchas las ofertas de empleo que también se mueven. ¿Y cómo las podemos encontrar?. Muy fácil, en el recuadro de búsqueda ponemos: “empleo” “trabajo” “job”




También lo podemos poner con el hashtag: “#empleo” “#trabajo” “#Jobs”


Al igual que en LinkedIn, es interesante seguir a personas de RRHH que publican con frecuencia ofertas de empleo, a personas del sector en el que queramos trabajar, por si también publican algo que nos interese y a organizaciones y empresas que publiquen ofertas como los que ves en la imagen.




   
Además, Twitter cuenta con webs especializadas en la búsqueda de empleo, están por ejemplo: TweetMyjob, que es muy intuitiva y TwitJobSearch, en la que solo tenemos que indiciar el nombre de la profesión que buscamos y la ciudad. Está en inglés, pero también acepta búsquedas en español.
Algo importante antes de comenzar con tu búsqueda, revisa como se ve tu perfil en Twitter, añade una foto y unas palabras interesantes que te describan como profesional y por qué no, como persona.
Para tu búsqueda de empleo, te sugeriría que, al menos, 2 veces a la semana, hagas lo siguiente:

1. Revises ofertas de la forma que hemos comentado. Esto puede llevarte como mínimo 30 minutos.

2. Sigas a personas de RRHH, del área en el que quieras trabajar, empresas y organizaciones. Puedes añadir entre 5 y 10 cada día que te establezcan trabajar con Twitter tu búsqueda.

3. Escribas a las personas que seguiste para presentarte, simplemente comentar tu profesión y que estás en búsqueda de nuevos retos. De esta forma, si a alguna le interesara tu perfil, te contactará.




Y qué mejor que esta frase de Winston Churchill para finalizar este post:


 “Nunca te rindas, nunca, nunca, en nada, sea grande o pequeño, valioso o insignificante”





Cristina González Manzano
Consultora de RRHH. Coach Certificada.

www.forselecting.com




lunes, 4 de febrero de 2019

ESTO TE AYUDARÁ a estar MÁS RELAJADO en una ENTREVISTA


Compruébalo...


Hay muchos porqués por los que no tener miedo ante una entrevista y aquí te voy a dejar algunos de ellos para que te sientas mucho más tranquil@ y relajad@ cuando te tengas que enfrentar a ellas.


1. Porque el entrevistador es una persona como tú. Se levantó, quizás con algo de esfuerzo, se vistió, desayunó, quizás también tuvo que llevar a sus hijos al colegio, y se dirigió a su puesto de trabajo como todos los días. Puede o no tener un mal día y seguro que además tiene algunos temas personales en mente que de vez en cuando le quitan el sueño. En la entrevista solo tratará de conocerte para ver si encajas en el puesto que, lo más probable, otro departamento le haya solicitado.



2. Porque solo tienes que ser tú mismo. Llevando ciertas preguntas preparadas para no quedarte sin respuesta, solo tienes que ser tú. Eso es lo que te tiene que acompañar. Les encajes o no, es importante que vean quién eres y cómo eres y el resto, ya es su decisión. No todos servimos para trabajar en todas las empresas ya que, dependiendo de su cultura, encajamos mejor unos que otros, por ello, relájate. Si encajas lo verán y si no, es que tu sitio sigue esperándote, ¡de veras!



3. Porque también seleccionas. Ciertamente todo dependerá de la situación personal de cada uno, pero tenemos que ser conscientes que no solo es la empresa la que selecciona, nosotros como candidatos también lo hacemos y esto es algo que muy pocas veces tenemos en cuenta. ¿Nunca te ha sucedido que hayas salido de una entrevista y hayas dicho?: “espero que no me llamen porque no me ha gustado nada”.



4. Porque solo es una prueba. Hay una pregunta que es perfecta para hacernos en momentos en los que los nervios nos invaden ante una situación: “si esto no sucede, en este caso, no me cogen, ¿qué es lo peor que me puede pasar?”. Piensa ¿qué es lo peor?... Exacto, NADA… realmente nada te va a cambiar si no te cogen, tendrás que seguir buscando, sí, pero eso ya lo estás haciendo. Por ello, ¿para qué tener miedo si, si no me cogen, no me va a pasar nada? Esto relaja mucho, te animo a que pruebes, hazte la pregunta y respóndela en alto. Tu nivel de ansiedad disminuirá.



Los nervios y el miedo solo nos paralizan, lo sabes. Por esto, lleva la entrevista preparada, respira hondo antes de entrar, visualiza por unos segundos que sales genial, ilusionado, motivado y contento tras la entrevista. Sin duda, ¡será todo un éxito!




Este post nada mejor que concluirlo con una frase de Elizabeth Gawain a la que añado un pequeño apunte:


El miedo no es creado por el mundo que nos rodea, sino en nuestra mente, por lo que pensamos que va a sucedery añado: “Por esto, piensa que lo que va a suceder es SIEMPRE POSITIVO”, esto nos empodera y da fuerza para afrontar las situaciones superando el dichoso miedo.





Cristina González Manzano
Consultora de RRHH. Coach Certificada.

www.forselecting.com