miércoles, 4 de julio de 2018

¿Envío o no carta de presentación?

Lee y ponte en marcha 


Son muchas las personas que me preguntan por las cartas de presentación, si enviarla, si no, si los reclutadores las leen, etc. Con este post te resolveré estas y algunas otras dudas.
Algo muy importante es saber que si queremos remitir una carta de presentación tiene que ser para algo, tiene que “servir” de algo a la persona que va a leer nuestra candidatura. Todos sabemos que hay muchos modelos, pero no dejan de ser eso, modelos. Tengo en mente algunos de ellos que ¡ya me sé de memoria de tanto leerlos!. Por ello, te animo a que si quieres enviar una carta de presentación, que sea diferente, que aporte un valor añadido a tu currículum para que el reclutador seas capaz de conocerte más en profundidad y pueda valorar con mayor exactitud tu adaptación al puesto y a la empresa.


En cuanto a la pregunta si es bueno/recomendable enviarla, te diría algo parecido. Si aporta algo diferente a lo que ya cuentas en el CV, perfecto, pero si solo es para presentarte sin más, el impacto será nulo. También es interesante recordar que hay días que leemos cientos de candidaturas, por lo que es imposible detenernos a leer tanto el CV como la carta de presentación. Como dicen, “cada maestrillo, tiene su librillo” y a la hora de seleccionar candidatos es lo mismo. Te puedo decir que tanto yo como muchos colegas de profesión, nos centramos en los puntos clave del CV que se necesitan tener para poder participar en el proceso de cada posición/ de cada oferta. Si la persona los cumple, luego nos detenemos a leer todo con más calma.

Por todo lo comentado y lo que puedes imaginar, hacer una buena carta de presentación lleva tiempo, es necesario conocer bien a la empresa para ofrecerle, dentro de lo que somos y lo que podemos aportar, lo que necesita.

Puntos clave para una carta de presentación:


a) Encabezado: nombre, teléfono y mail. Bajo mi punto de vista, la dirección es opcional, ya que, hay empresas que filtran también al candidato por la distancia que tenga hasta la empresa y para evitar esto, yo recomiendo poner solo la ciudad y si me apuras, y estás buscando trabajo fuera de tu comunidad/pueblo/ciudad, pon el país directamente. Esto, aunque públicamente no lo reconozca ninguna empresa, es algo por lo que se discrimina, por ello, evitémoslo.


b) Primer párrafo: presentación. Quién soy, qué soy, es decir, a qué me dedico, y el motivo por el que me he decidido a aplicar en esa empresa. Es interesante que sea un motivo “trabajado”, quiero decir que sea un motivo que muestre que has investigado sobre la empresa y que por algo que ésta tiene, te interesa trabajar ahí. Por ejemplo: la empresa “LUMINASA” aboga por la formación continua de sus trabajadores y por la responsabilidad medioambiental, factores que para un candidato pueden ser cruciales para decidir aplicar, enviar su CV, a esta empresa.

c) Segundo párrafo: qué puedo aportar. Todos tenemos algo que nos hace diferentes y que podemos aportar a una empresa. Sí, de acuerdo, estarás pensando que qué tienes de diferente con los cientos de candidatos que aplican, pues que lo sepas, seguro que tienes muuuchas cosas diferentes. Por ejemplo: que seas muy bueno adaptándote a los cambios, que tengas una gran creatividad y así lo puedas mostrar de forma visual con tu CV o carta de presentación, que tengas unas habilidades comerciales increíbles, es decir, que seas capaz de “vender un frigorífico en el polo norte”, etc. Estas son habilidades que por mucho que creas que las tienen muchas personas, que las pueden tener, es posible que tu nivel sea mayor que el del resto y tienes que “mostrarlo” en algún sitio para que luego te den la oportunidad de “demostrarlo”.


d) Tercer párrafo: qué he hecho, experiencia que tengo (si aún no tienes puedes aportar experiencia profesional siempre habrás tenido vivencias personales o en la universidad de las que poder sacar cosas interesantes) que me puede ayudar a aportar valor en esta empresa. Se trata de comentar alguna cosa/situación en la que yo ya he desarrollado un trabajo similar o con características parecidas al que se solicita y el cual concluyó con éxito. Podemos citar algún logro. Y recuerda, todos tenemos logros, no hablamos de récord guinness ni de salir en la gran pantalla, ya me entiendes.


e) Cuarto párrafo: despedida. Muy breve, simplemente agradecer el tiempo por leer la carta y quedar a disposición por lo que puedan necesitar.



f) Cierre: nombre.


Nota: para indicar que adjuntas el currículum, lo puedes decir en dos sitios: al final del todo, después el cierre, tras poner tu nombre, como 2 espacios más abajo, o también tienes la opción de añadirlo en el primer párrafo, justo antes de presentarte.


Para cerrar este post, una frase de John Sarmiento, ¡disfrútala!:

 “Si asumes retos en la vida y estás determinado a vencer, no habrá tiempo ni espacio que te impida realizarlo”




Cristina González Manzano
Consultora de RRHH. Coach Certificada.

www.forselecting.com