miércoles, 22 de marzo de 2017

Los obstáculos se SALTAN, a veces solo hay que MIRAR DIFERENTE

Aquí verás cómo...


Muchas veces no sabemos cuánto nos puede ayudar una sonrisa en el día a día. No sé si te habrás fijado, pero cuánto más sonríes a lo largo del día, mayor es tu optimismo y positividad y por ende, atraes más “cosas buenas”.

La energía existe, es algo que está entre nosotros y según seamos podemos atraer la positiva o negativa. Si somos optimistas, no nos rendiremos antes las adversidades y siempre propondremos soluciones frente a éstas, atrayendo así, energía positiva. De lo contrario, si nos obcecamos en ver lo malo de las cosas, entonces hablaremos de energía negativa.

Para que una empresa o persona tenga éxito, es necesario tener energía positiva, manejar las dificultades y poner soluciones evitando los obstáculos, lo que no quiere decir que no haya obstáculos, siempre los hay, pero nosotros somos los que decidimos dónde poner el foco, si en esos obstáculos o en la solución para superarlo. Te animo a que pruebes esto, cuando te encuentres con una dificultad, bien en tu empresa o en tu vida personal, no te centres en lo que ha pasado sino en la solución o aprendizaje positivo que te pueden llevar.

Puede que pienses que esto no es tan fácil, y es cierto, no obstante, es cuestión de ACTITUD. Es muy importante que tengas una  ACTITUD POSITIVA y OPTIMISTA para que emerja lo “positivo” de algo, que en un principio, no lo parece. 

Aquí te dejo unas pautas que seguro te ayudarán a encontrar el lado positivo de las cosas cuando te encuentres con una dificultad:





1. Piensa PARA QUÉ me puede haber pasado esto. Un ejemplo: me da un lumbago tremendo que me impide irme de vacaciones este verano. Esto me puede suceder PARA QUE tome conciencia de la necesidad de ejercicio que tiene mi cuerpo y/o descanso.

2. Ahora hay que ver qué puedo APRENDER. Siguiendo el ejemplo anterior: he aprendido que es bueno hacer ejercicio para mantenerme en buena forma y desconectar, para así, prevenir los dolores musculares y de articulaciones.

3. Para finalizar, pongo el FOCO en la solución o posibles soluciones. Continuamos con el ejemplo: en cuanto me recupere del lumbago, voy a hacer ejercicio durante 45 minutos todos los martes y jueves desde las 21.30 de la noche, descansaré en el sofá hasta que me vaya a la cama y durante estas vacaciones voy a salir a caminar todos los días. De este modo, quizás pueda disfrutar la segunda semana de vacaciones fuera de casa.




Obstáculos y dificultades, con ello tenemos que convivir. Por ello, FOCALIZA en lo POSTIVO, con una SONRISA y siempre PENSANDO QUE SÍ HAY SOLUCIÓN, por tanto, si hay solución, el obstáculo o dificultad no lo es tanto.








Dejo la siguiente frase para tu reflexión, ¡disfrútala!:

“La vida tiene su lado sombrío y su lado brillante; de nosotros depende elegir el que más nos plazca.” Samuel Smiles 


También en: http://www.jobshunters.es/noticias/tribuna/

Cristina González Manzano
Coach Certificada. Formación & Headhunting

www.forselecting.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario