miércoles, 15 de febrero de 2017

ROMPE MITOS...qué es y en qué consiste realmente el Coaching

¡TE SORPRENDERÁ!


En este post me gustaría que aprendieras las nociones básicas de lo que es coaching y en qué consiste.

Me gusta decir coaching es “formación”,  una herramienta más para formarse y aprender cosas nuevas tanto de nosotros mismos como de otros. Para mí el coaching es el arte de preguntar para provocar en el otro (en el cliente) un “qué pensar” que le ayude a buscar la solución, o más bien, que le ayude a saber “qué hacer” para superar una dificultad o problema. Y para ayudarle en la búsqueda de soluciones se emplean una serie de técnicas y herramientas que facilitan la búsqueda de recursos al cliente.

Arte de preguntar para provocar en el cliente un “qué pensar” y “qué hacer”


El proceso de coaching está compuesto por un coach (el guía) y un coachee (el cliente). Comentar que en este post me voy a centrar en el coaching individual.


Podemos decir, a grandes rasgos, que existen 2 modalidades:

- Coaching personal o life coaching; se centra más es aspectos personales, de la vida de cada uno fuera del ámbito profesional.

- Coaching ejecutivo o executive coaching; orientado al desarrollo profesional y temas relacionados con la empresa, aunque por supuesto siempre se tocan temas personales.


Qué es el coaching para el cliente, llamado “coachee”:

- Un espacio/tiempo de relajación, en el que puede expresarte sin juicios.

- Tiempo de conocimiento personal, en el que se dará cuenta de cosas de él mismo que nunca se había parado a pensar.

- Aprendizaje sobre los comportamientos de otras personas, descubrimiento de “para qué” una persona actúa así conmigo y la intención positiva de ello.

- Aprender a pensar diferente, desde otro punto de vista, a ver las cosas desde el optimismo e ilusión.

- Descubrir qué quiere realmente, a marcarse un objetivo y aprender cómo llegar hasta él.

Lo fundamental que se requiere a un coachee para que un proceso de coaching funcione es compromiso, entrega y esfuerzo. Con estos 3 ingredientes no hay duda que se producirá algún tipo de cambio o evolución en el cliente.


Duración de un proceso de coaching: entre 4 y 12 sesiones normalmente, luego pueden haber algunas sesiones más de supervisión pero en ningún caso se deja que el cliente cree dependencia de su coach. Durante el proceso es el coachee quien va a ir determinando en todo momento lo que quiere o no quiere y cómo lo va a conseguir, el coach es un guía.



En qué consiste un PROCESO de coaching:

Está compuesto por sesiones. En primer lugar se detecta lo que el cliente quiere conseguir estableciendo un objetivo de proceso. Este será el hilo conductor de las sesiones. Por supuesto, siempre se podrá ir modificando. Sin embargo, será la guía de todo el proceso.

A lo largo de las sesiones, se trabajan metas/objetivos más pequeños siempre enfocados a alcanzar el objetivo final  que tiene el cliente, a estos objetivos se les llama "objetivos de sesión", ahora lo trataremos más en detalle. Y para lograr esto, se utilizan diversas técnicas y herramientas que trabajaremos con los coachees.


En qué consiste una SESIÓN de coaching:

1. Una vez establecido el objetivo de proceso, se establece un objetivo de sesión. Por ejemplo: una persona tiene como objetivo de proceso “crear su empresa” y para la primera sesión pone como objetivo “determinar el alcance de ésta y sus clientes potenciales”.

2.  Parte central de la sesión. Se conversa sobre el objetivo de sesión hasta llegar a sacar unas conclusiones. Aquí es cuando se emplean técnicas y herramientas de coaching para facilitar al cliente llegar a dichas conclusiones.

3. Se establece el plan de acción del coachee. Son los “deberes” de éste para la próxima sesión. Con este plan de acción el cliente llegará a “determinar el alcance de ésta y sus clientes potenciales” por lo que el objetivo de la sesión quedaría cubierto. Una vez comenzara la siguiente sesión, lo primero sería repasar si el coachee ha realizado el plan de acción y cómo ha ido. De este modo, cumpliendo objetivos concretos se llegará a alcanzar el meta final, es decir, el objetivo de proceso.

4. En la parte final de cada sesión se repasan los aprendizajes que el cliente ha sacado de ella. Esto es fundamental, pues desde el primer momento se ven resultados.



Espero que este post te hayas quedado con una idea clara de lo que es el coaching y en qué consiste. Y si quieres probarlo o resolver alguna duda… ¡contáctame!.


La frase de este post es de Ferry Josephon:

“Deja de pensar en términos de limitaciones y empieza a pensar en términos de posibilidades“




 También en: http://www.jobshunters.es/noticias/tribuna/


Cristina González Manzano
Coach Certificada. Formación, Recruiting & Headhunting


www.forselecting.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario