miércoles, 16 de noviembre de 2016

ARRIESGAR ES GANAR. Parte 2

Mejorando aún más la toma de decisiones…


Todos conocemos el dicho de “quien no arriesga no gana” y yo me posiciono a su favor. En este post quiero seguir ayudándote a tomar decisiones. En el anterior, ya te mostré un ejercicio muy útil y siguiendo esa línea, hoy voy a contarte las cosas que yo personalmente he tenido en cuanta antes de tomar una decisión realmente relevante en mi vida y todo lo que puedes ganar al tomar dicha decisión y salir de la llamada “zona de confort”. ¡Allá vamos!

A TENER EN CUENTA antes de tomar una DECISIÓN IMPORTANTE  para TI.

Esta fase es crucial para tomar una buena decisión en tu vida. Si el ejercicio del  post anterior te ayudó, con este acabarás de decidirte. Tómate todo el tiempo que necesites para darte las respuestas, no hay prisa, puedes tardar meses, incluso algunos años en determinados casos, lo importante es tomar una decisión con total convicción y te voy a ayudar a ello. Respóndete estas preguntas, te animo a que sea con papel y boli:

- ¿Es algo bueno para ti?, ¿vas a sentirte más feliz de lo que estás ahora mismo?

- ¿Esta decisión la tomas por una motivación intrínseca o extrínseca?, es decir, ¿la tomas por una motivación que dependa de ti o por algo que dependa de factores externos?. Una motivación intrínseca es, por ejemplo, la autosuperación, una motivación extrínseca es, por ejemplo, el dinero. Las decisiones más acertadas son las basadas en motivaciones intrínsecas, cuando las tomamos en funciones de una mera satisfacción por realizar algo sin necesidad de incentivo externo, pues si lo hacemos basándonos en cosas que no están a nuestro alcance, cosas ajenas a nosotros mismos, en un no muy largo periodo de tiempo la motivación puede caer en cuanto que veamos, por ejemplo, que no llegamos a conseguir la cantidad de dinero esperada.

- ¿Debes de contar con alguien de tu alrededor para tomar esta decisión porque vaya a influir en tu vida personal y/o laboral?

- ¿Afectaría de forma negativa a alguien de tu alrededor?. Esto debes valorarlo también, pues en ocasiones no estamos preparados para afrontar el hacer daño a otra persona por una decisión que tomemos. ¿Tú lo estás?

- ¿Es viable económicamente?. Si es así, en algunos casos, dependiendo de la decisión a tomar, es importante preguntarse también ¿durante cuánto tiempo puedo trabajar/vivir sin ingresos gracias a mis ahorros? ¿esto es factible?

- ¿En qué te vas a basar para tomar la decisión? ¿para qué te resulta importante hacer “esto”?

- ¿Has valorado los pros y los contras de tomar esta decisión? ¿pesan más los pros?


Una vez has valorado todas estas cuestiones y has decidido TOMAR TU DECISIÓN, ahora quiero mostrarte TODO LO QUE PUEDES GANAR y que quizás nunca te has parado a pensar o nunca te dijeron:

- Disfrutar de la nueva experiencia, de esa sensación de “novedad”, de “incertidumbre” que nos hace estar alerta de todo cuanto sucede a nuestro alrededor y que también esperamos con ilusión.

Saborear los nuevos acontecimientos de nuestro día a día. Tomar una decisión importante normalmente implica que nuestra actividad diaria cambie y por ello, hay nuevas sensaciones, nuevas formas de hacer que también merecen la pena ser degustadas.

-  Conocer la verdadera felicidad, ¿por qué no?. Cuando tomamos una decisión acertada, en un principio suele ser duro, como es normal. Sin embargo, con el tiempo te das cuenta de que “ahora sí soy y estoy realmente feliz”.

- Descubrir lo que hay más allá de donde te encontrabas. En la mayoría de los casos las sorpresas en estos descubrimientos son muy buenas y gratificadoras. Además de averiguar lo que se esconde al salir de la famosa “zona de confort”.

- Aprender a ganar y a reaprender. Yo siempre digo que no se pierde sino que se aprende cómo hacerlo diferente la próxima vez. Y si esta vez algo no ha salido como esperábamos, ya sabemos qué no hacer la próxima vez y cómo no hacerlo, por lo que hemos vuelto a aprender, hemos reaprenddido, ¿y qué mejor que llevarse aprendizajes nuevos?.

Confío en que este post te ayude a tomar esa decisión crucial para ti y para tu vida.


Hoy finalizamos con Benjamin Franklin.

"Motivación es cuando tus sueños se ponen ropa de trabajo"





Cristina González Manzano
Coach Certificada. Formación & Headhunting


www.forselecting.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario