martes, 29 de marzo de 2016

POR SI TE LANZAS.....¡TE ORIENTO!


LA AVENTURA DE COMENZAR ALGO NUEVO...



En este post descubrirás cómo puedes ponerte en marcha y lanzarte a desarrollar tu proyecto o ponerlo en marcha.
Lo primero, una rápida definición de emprendimiento: “pensamiento proactivo, hacedor” “es la capacidad de concebir e incubar en la mente ideas creadoras, germinadoras y multiplicadoras capaces de crear el impulso para la acción proactiva de ideas elaboradas.”
El proceso de emprender suele llevar varios meses, para tener todas las bases claras de nuestro proyecto y lanzarlo con una cierta seguridad se deben trabajar previamente varios aspectos.

Claves para comenzar a trabajar en nuestra idea de negocio:
1. Qué quiero”, es indispensable tener una idea muy clara de lo que quiero, es decir, cuál va a ser mi negocio.

2. Buscar un “factor diferenciador”. Con esto no me refiero a algo que aún no exista en el mercado, que si es así es estupendo, sino un factor que nos diferencie dentro de nuestro público objetivo, entre las personas a las que nosotros queremos enfocar nuestro negocio. Pongo un ejemplo: supongamos que vivimos en el sur de Madrid y queremos que nuestro negocio sea la producción de gallegas y tartas caseras y artesanales, de las que hacían nuestras abuelas y nuestras madres. Posiblemente esto ya se esté ofreciendo en algún lugar de España, por no irme más lejos. Sin embargo, ¿en el sur de Madrid se ofrece este tipo de productos?. A esto me refiero, a buscarte tu propio nicho de mercado en el que “de alguna forma” seas diferente e innovador.


3. Para qué, esto es muy importante. Va a ser nuestra motivación principal para no decaer en momentos duros. ¿Para qué quiero yo esto?, la razón fundamental por lo que quieres montar ese negocio. Importante poner un para qué que sea una motivación intrínseca, algo que esté dentro de nosotros y que sea un valor para nosotros mismos. Por ejemplo: ser mi propio jefe y trabajar desde cualquier punto de España o del mundo sin necesidad de estar en la oficina. Por el contrario, si la motivación es extrínseca, como el dinero o el reconocimiento social, es decir, cosas que no dependen de nosotros pues no las podemos controlar, nuestra motivación puede caer al vacío y provocar que no logremos nuestro objetivo.

4. Tener claro qué habilidades necesito para llevar a cabo mi proyecto. Detectar cuáles necesito mejorar y ponerme a ello. Para esto existen multitud de ejercicios y herramientas que te pueden ayudar. No obstante, también puedes apoyarte en profesionales como formadores y coaches.

5. Desarrollar un documento inicial en el que se describas tu proyecto/negocio. Es interesante que lo revises con frecuencia. En él tiene que quedar muy claro (ver MODELO CANVAS):
-  ¿Cuál es la base de tu negocio?
-  ¿Qué quieres conseguir?

- Objetivos a corto, medio y largo plazo.
-  ¿Cuál es tu público objetivo y nicho de mercado?.  No es lo mismo vender a jóvenes, que a adultos, que a niños. Tener claro este punto nos ayuda a enfocar nuestra estrategia de venta. Por ejemplo, si el producto está orientado a jóvenes de edades comprendidas entre 16 y 21, ¿por qué no crear una cuenta de Twitter para difundirlo y comercializarlo?.
Costes que te va a llevar poner esto en funcionamiento y  cómo esperas amortizarlo y en cuánto tiempo.  Esto es vital, debemos de calcular el coste de ponerlo en marcha, cuándo lo amortizaremos y comenzaremos a obtener beneficios. Es importante, si vas a montar un negocio, que cuentes con unos ahorros que te puedan permitir aguantar los primeros meses sin obtener beneficios.
- ¿Cómo vas a conseguir clientes? ¿por qué medio? ¿cuántos clientes esperas conseguir el primer mes? ¿el segundo?
- ¿Cuál va a ser tu discurso de venta?. Es necesario que seas capaz describir tu idea/proyecto en no más de 3 minutos. Con esto captas la atención del interlocutor y esperas poder concretar una cita, conseguir su tarjeta de visita, un contacto, etc.
- ¿Cuáles van a ser los precios de tu producto o servicio? Conozco a varios emprendedores que por no tener una tabla clara de precios están fracasando, pues a cada cliente le cobran una cosa distinta. Es importante determinar también este punto.

6. Si tengo socios o los voy a buscar, es muy importante dejar las funciones y responsabilidades de cada miembro muy claras y por escrito, los porcentajes de participación, la inversión inicial, cómo será el reparto de beneficios, etc.

7. Visita la Cámara de Comercio más cercana que tengas para informarte de las subvenciones existentes.  Y si formas una empresa como tal, porque tengas socios o quieras lanzar tu negocio siendo ya una empresa constituida, en las Cámaras de Comercio te pueden informar con todo detalle de las opciones con las que cuentas.



Nada como el esfuerzo, la constancia y la perseverancia para conseguir el éxito. Vive con tu proyecto, sueña con tu proyecto y disfruta con tu proyecto. Si esto es así, tardes más o menos tiempo, lo conseguirás.



Cristina González Manzano
Coach Certificado / RRHH / Formación/ Headhunting
info@forselecting.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario